domingo, 30 de enero de 2011

Dolor cervical

Dolor cervcical. Video ilustrativo de como reducir y tratar el dolor en las cervicales

viernes, 28 de enero de 2011

Dolor en las cervicales

¿ Dolor en las cervicales ? Vamos a ver a que puede ser debido:

La parte superior de la columna vertebral es la llamada  zona cervical, y se compone de  siete vértebras que son una cadena de pequeños huesos que se numeran de C-1 a C-7. Se relacionan entre ellas mediante articulaciones, manteniendo una distancia gracias a los discos intervertebrales, con una musculatura y unos ligamentos que permiten realizar  el movimiento. Estas vértebras son las más diminutas y móviles de la columna, ya que la zona cervical soporta los cambios más intensos y repentinos causados por el movimiento de la cabeza.
Hablamos de dolor cervical o cervicalgias para referirnos al que se produce en la cara posterior del cuello y puede irradiar sehacia a los lados, con unos síntomas de dolor y malestar  en la nuca y una limitación del movimiento cervical.

En las personas más jovenes, las principales causas de dolor en las cervicales son los traumatismos, la contractura cervical y las posturas incorrectas mantenidas durante un largo tiempo, que sobrecargan la musculatura cervical y activarán los nervios que provocan el dolor en las cervicales. También el estrés aumenta la rigidez muscular y dificulta la flexibilidad, y ello puede provocar dolor cervical.
Un ejemplo es el tirón cervical producido por un traumatismo con un estiramiento brusco del cuello, como ocurre en ciertos accidentes de tráfico o en caídas d la urante práctica de deportes. Causa dolor local intenso en el cuello, con contractura muscular y limitación de la movilidad. Además, puede ir acompañado de vértigo o sensación de inestabilidad (el llamado sindrome postraumático cervical). En cuanto al diagnóstico, la radiografía sólo sirve para descartar la existencia de fracturas o luxaciones en las vértebras cervicales.
En cambio, en las personas  más mayores, el principal motivo de dolor en las cervicales se produce por cambios degenerativos de los huesos, como la artrosis.

El uso de los collarines cervicales, además de las enfermedades traumáticas, tiene como misión combatir el dolor cervical, mediante la relajación de la musculatura. El collarín cervical debe combinarse con fisioterapia y rehabilitación, y no se debe usar de forma prolongada, para evitar posibles dependencias que no harían más que complicar la recuperación.